Inicio > múSica > Las Cintas Del Sótano

Las Cintas Del Sótano


testivariquater

Recientemente he quedado, de nuevo, atrapado por la atmósfera cruda, latente de las cintas del sótano. Mi preferencia por este disco viene de lejos, aunque, como sucede con todas las obras maestras, de vez en cuando es conveniente volver a ellas para buscar un punto de referencia. Para reconocer a tus maestros.

Así lo he hecho recientemente. The Band y Bob Dylan. Artistas casi sagrados para mi..

Durante la electrificación de Bob Dylan, acaecida en el festival de folk de Newport, en USA (junto a la descarga de ese gran guitarrista que Dylan eligió acertadamente para esa sesión, el malogrado Mike Bloomfield), Bob Dylan simplemente dio un giro radical al concepto musical contemporáneo. La expresión puramente personal abrazaba sonidos genuinamente eléctricos, basados fundamentalmente en el blues.

dylan_en_imagenes_1_full

Pero Dylan necesitaba una banda. Y la encontró. Quizás la mejor que podía encontrar. Cuatro chicos canadienses y un norteamericano curtidos en mil garitos pestilentes y empapados de la mejor tradición musical norteamericana. Y un grupo de camaradas buscando diversión. El placer de tocar juntos.

Levon Helm, el norteamericano de The Band puso tierra de por medio y no quiso seguir con Dylan durante la gira mundial que el bardo de Minnesotta realizó con los canadienses en 1965 y 1966.

En 1967, durante el verano, dulce época, The Band, junto a Dylan, grabó, de manera casera, unas cuantas coplillas en el sótano de Big Pink, la casa que algunos de ellos ocupaban en West Saugerties, en el estado de Nueva York (Woodstock ¿recuerdan?). Levon Helm, felizmente para la música, volvió al grupo durante estas sesiones.

chicago_74_band_dylan

El aura misterioso sobre estas grabaciones caseras se extendió como la pólvora, pirateándose éstas como productos de Gucci en Xingiang.

El verdadero artífice de las grabaciones fue Garth Hudson, el mágico organista y teclista de The Band, un auténtico prodigio del teclado y el órgano más pulcro y rico de la historia del rock (pasión obliga, con permiso de Billy Preston y Alan Price)

Sin embargo, en 1975 se decidió sacar un álbum doble para mostrar al mundo lo que unos cuantos amigos, buenos amigos, hicieron durante el verano de 1967, entre los murmullos lánguidos de los árboles centenarios del bosque de Woodstock

Y, bueno, que este disco es cojonudo y dejo que algo de su música hable por sí sola. Y Big Pink alumbró la génesis de un grupo auténticamente único, el germen de uno de los mejores grupos del rock.

Categorías:múSica
  1. octubre 2, 2009 a las 11:44 am

    Los tesoros suelen estar bajo tierra…

    Carpe Diem

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: