Inicio > Movies > La Linterna Mágica #2

La Linterna Mágica #2


interview_Scorsese-RagingBull

Siempre me ha gustado el boxeo. Incluso lo practiqué con denuedo durante mi adolescencia en un gimnasio destartalado. Solamente duré tres años. Lo suficiente para conocer las entrañas de este deporte, lo que verdaderamente significa, fuera de clichés tremendistas e hipócritas. Sin embargo, el boxeo ha sido pasto de ambiciones denodadas y objetivo de cazafortunas, mafiosos y demás escoria.

De un deporte de caballeros, el boxeo (y no solamente el boxeo, hay ejemplos en otros deportes) se convirtió, con demasiada frecuencia, en refugio de juguetes rotos, de chavales ignorantes que fueron explotados de manera inmisericorde.

Mi admiración por este deporte hizo que asistiera a la reposición de una película significativa, cuando todavía existían salas en el centro de las ciudades y acogían estrenos de calidad artística encomiable. Además, la película era de uno de mis directores preferidos, el gran Martin Scorsese.

Cuando acabó la película salí a la frescura del invierno en estado de shock (recuerdo perfectamente que el tiempo era gélido). Desde ese momento, comprendí que “Raging Bull”, la historia de Jake La Motta, el Toro del Bronx, campeón del mundo de los pesos medios en los años cuarenta y el primer boxeador que derrotó a Sugar Ray Robinson, se me metería tan dentro que quedaría como una parte de mi personalidad, incrustada en las maltrechas paredes de mi alma.

raging_bull

“Raging Bull” mal traducida al español (“Toro Rabioso” sería una traducción más aproximada), supuso un impacto que perdurará por siempre: la historia del descenso a los infiernos de Jake La Motta y su probable resurrección. Un drama shakesperiano en toda regla, ambientado en el Bronx y rodado en un sombrío y exquisito blanco y negro.

RagingJakeZwembad

Robert De Niro – auténtico artífice de la película, Scorsese se negó a rodarla desde el principio – nunca ha interpretado un papel mejor en toda su carrera. Su descarnada interpretación se grabó con sangre y fuego en mi memoria. Sin embargo, y a pesar de las iniciales reticencias de Scorsese, la película supuso un reto personal para el director neoyorquino, quien, personalmente, también estaba protagonizando una auténtica pesadilla: su dependencia de la coca, le estaba hundiendo irremisiblemente, en el fango. En el extremo, Scorsese llegó a decir: “Jake La Motta soy yo”.

RagingRing3

Todavía, cuando veo, muy de vez en cuando, la película, me estremezo con los títulos de crédito híncales y el escalofriante “intermezzo” de Caballería Rusticana de Pietro Mascagni.

So, for the second time, the Pharisees summoned the man who had been blind and said: / “Speak the truth before God. / We know this fellow is a sinner.” / “Whether or not he is a sinner, I do not know,” / The man replied. / “All I know is this: / Once I was blind and now I can see.” – John IX, 24-26 / the New English Bible

Categorías:Movies
  1. octubre 27, 2009 a las 6:47 pm

    Una obra maestra…

    Carpe Diem

  2. octubre 28, 2009 a las 11:29 am

    Te has propuesto dejarme el corazón destartalao hoyyyy??
    LA cabecera es genial, dulces acordes musicales tan lentos como la danza sobre el ring. Fuerte contraste con lo que vendrá después.
    En cuanto a estos dos genios del cine, qué te voy a contar, me rindo a su pies siempre.
    Los monólogos ante el espejo de Niro son siempre fascinantes!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: