Inicio > GEORGES BRASSENS > El Gorila

El Gorila


Desde hace días estoy abducido por la seducción irresistible y largamente olvidada de la canción, tal y como la entendía Georges Brassens. Estoy inmerso en la contemplación atónita de un cofre, editado por Universal Music, de tres DVDs que resumen, con una calidad muy estimable, la vida musical de Brassens, a través de actuaciones en televisión, y con la inclusión, además, de un mágico concierto que Brassens supo hacer suyo en la sala Bobino de París en los años ya crepusculares de los setenta.

También aparecen entrevistas que descubren, siquiera tímidamente, y apenas entrevisto, el lado humano de este superdotado y auténtico creador de un universo aparte de canciones. Yo fui un afortunado: lo primero que me fascinó de Francia fue conocer, a través del respeto que los franceses otorgan a Brassens, al tipo que Javier Krahe transplantó al ámbito musical español. Con Brassens, definitivamente comprendí la belleza de la lengua fancesa

Georges Brassens fue una concesión del gran Javier Krahe al público español de principios de los ochenta. Su “Marieta” no es otra cosa que la traducción excelente de la canción de Brassens, que originalmente se llama “Marinette”

Estas navidades, Brassens ha venido a verme, de nuevo y después de algún tiempo. Brassens, con su ristra de canciones. Brassens, como el artista tímido, genuinamente humilde, autodidacta, huidizo, mordaz.

Es a través de las anchas rejas
que las hembras del pueblo
contemplaban un potente gorila,
sin preocuparse del qué dirán.
Con impudor, estas comadres
miraban incluso un lugar preciso
que, rigurosamente, mi madre
me ha prohibido nombrar aquí…
¡Cuidado con el gorila!…

Un día la puerta de la prisión bien cerrada
donde vivía el bello animal
se abre, no se sabe porqué. Yo supongo
que se debía de haber cerrado mal.
El simio, al salir de su jaula
Dice “¡Hoy es cuando la voy a perder!”
Él hablaba de su virginidad,
lo habréis adivinado, ¡espero!
¡Cuidado con el gorila!…

El encargado del zoo
gritaba, fuera de sí: “¡Dios mío,
es terrible, pues el gorila
nunca ha conocido hembra!”
Desde que la ralea femenina
supo que el simio era virgen,
en lugar de aprovechar la ocasión,
corría que volaban!
¡Cuidado con el gorila!…

Las que incluso, hacía un momento,
se lo comían con los ojos,
huyeron, probando que apenas eran
consecuente con sus ideas;
Tanto más vano era su temor,
cuanto que el gorila es un cachondo
superior al hombre en los abrazos,
¡Muchas mujeres os lo dirán!
¡Cuidado con el gorila!…

Todo el mundo corre que se las pela
fuera del alcance del simio en celo,
salvo una vieja decrépita
y un joven juez novato;
viendo que todas se ocultan,
el cuadrumano aceleró
sus vaivenes hacia las ropas
de la vieja y del magistrado!
¡Cuidado con el gorila!…

“Bah! suspiraba la centenaria,
que puedan aún desearme
sería extraordinario,
y, a decir verdad, inesperado!”;
El juez pensaba, impasible,
“Que me tomen por una gorila,
es completamente imposible…”
Lo que pasó a continuación le demostró que no!
¡Cuidado con el gorila!…

Suponed que uno de vosotros estuviese,
como el simio, obligado a
violar un juez o un vejestorio,
¿Cuál elegiríais de los dos?
Si una alternativa parecida,
cualquier día de estos, me tocase en suerte,
es, estoy convencido, a la vieja
a quien yo elegiría.
¡Cuidado con el gorila!…

Pero por desgracia, si el gorila
en el juego del amor vale su precio en oro,
se sabe que, por el contrario, no brilla
ni por el gusto, ni por la inteligencia.
Así, en lugar de optar por la vieja,
como lo hubiese hecho cualquiera,
cogió al juez por la oreja
y lo arrastró hasta un matorral!
¡Cuidado con el gorila!…

Lo que sigue es delectable;
desgraciadamente, no puedo
contarlo y es una lástima
pues nos hubiese hecho reir un poco:
pues el juez, en el momento supremo,
gritaba: “Mamá!”, lloraba mucho,
como el hombre al cual, ese mismo día,
le había hecho cortar el cuello.
Cuidado con el gorila!…

Categorías:GEORGES BRASSENS
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: