Inicio > GEORGES BRASSENS > La Chasse Aux Papillons

La Chasse Aux Papillons


Un buen diablillo en la flor de la vida
ligero de piernas y los ojos traviesos
y la boca llena de alegres canciones(1)
iba a la caza de las mariposas

Cuando llegaba a los límites del pueblo,
hilando su rueca, vio a Cenicienta.
Le dijo:”Buenos días, que Dios esté contigo,
vente conmigo a cazar mariposas”.

Cenicienta encantada de dejar su jaula
se puso su vestido nuevo y sus botines
y cogidos del brazo, hacía los frescos bosques
se van a cazar mariposas.

Él no sabía que bajo la umbría
se ocultaba el amor y su aguijón,
el cual atraviesa los corazones de su edad,
los corazones de los cazadores de mariposas.

Cuando él se puso tierno, ella le dijo: “Presiento
que no es en los pliegues de mi refajo
ni en el escote de mi blusa
donde se cazan las mariposas”.

Sobre su boca ardiente que gritaba: “¡Sé prudente!”
él puso su boca como una mordaza
y este fue el más encantador de los trajines
de los que se acuerden las mariposas.

Con un volcán en el alma, volvieron al pueblo
prometiéndose ir millones
miles de millones de veces, e incluso más,
juntos a la caza de las mariposas.

Pero mientras que ellos se amen, mientras que las nubes
portadoras de penas los dejen en paz,
ellas podrán volar en los frescos bosques
porque ellos no cazarán mariposas.

(1) Ramage: canto de los pájaros en las ramas.

Traducción de Jesús Alvarez

Categorías:GEORGES BRASSENS
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: