Inicio > múSica, peRsonaL > La Noche De Harry

La Noche De Harry


Harry y Gordon Jenkins, 1973

A Harry Nilsson, le descubrí por un disco manoseado que mis hermanos tenían en su colección. No tuvo nada que ver con lo que uno solía escuchar por entonces. Era música que le encantaba a mi madre. “A Little Touch of Schmilsson in the Night”, publicado en 1973, fue el séptimo álbum de este músico anárquico, inclasificable y libre. Vocalista excepcional, quiso homenajear a canciones clásicas de los años treinta y cuarenta, con la ayuda exquisita de un arreglista experimentado, Gordon Jenkins, quien supo aportar los matices necesarios para que se adaptaran a la singular voz de Harry.

Jenkins fue uno de los arreglistas más expresivos: supo adaptarse a la tonalidad vocal de Frank Sinatra en su imprescindible álbum para Capitol Records “No One Cares”, repleto de amargura. El propio Sinatra lo apodó “el álbum del suicidio”. Los arreglos de Jenkins son devastadores.

Precisamente el álbum de Nilsson fue uno de ésos que permiten que descubras ríos musicales desconocidos. En este caso, me ayudó a conocer a compositores eternos, descubrir un cancionero que me llevó al Jazz y al mundo de los “crooners”, empezando, claro está, por Sinatra. Y, ante todo, me ayudó a amar a Harry Nilsson

En 1973, pocos días después de la grabación del álbum, Harry se encerró en un estudio de la BBC con Jenkins y una orquesta de 39 músicos. Imborrable e imprescindible.

Categorías:múSica, peRsonaL
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: