Inicio > peRsonaL > El Camino Sosegado

El Camino Sosegado


El fogonazo descubridor de una obra de arte es lacerante. Un dolor, compartido con el que te convoca. En muy contadas ocasiones acontece. Y últimamente, menos. Este verano ha venido a visitarme, sinuosamente, sigilosamente, sin advertirlo al principio.

He leído “Zama” del escritor argentino Antonio Di Benedetto, un completo desconocido para mí. Una novela publicada en 1956 de un escritor y periodista que pasó inadvertido para el gran público, pero no para sus colegas en la escritura. Admirado por Borges y por Cortázar, por citar, únicamente a dos compatriotas, universalmente reconocidos y,no por ello, especialmente queridos por mí. A pesar de todo el jaleo y tramoya que se ha tejido sobre ellos, sin desmerecer sus evidentes logros.

Su estilo y su temática, son materia dorada. Quizás, lo que más me ha apabullado es su estilo: su brevedad, su sequedad jugosa. Desarmante

Hacía mucho, mucho tiempo que nadie me conmovía así, de esta manera.

“Espero que mis escrituras hagan su camino sosegado, que se les preste atención y que sean objeto de pacientes y razonables lecturas”

Categorías:peRsonaL
  1. agosto 25, 2011 a las 3:37 pm

    Por la experiencia de tus recomendaciones, voy a tener que engullirlo! Después te daré las gracias, seguro…
    Besos

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: