Inicio > Cine, peRsonaL > La Linterna Mágica #13

La Linterna Mágica #13


El cine italiano siempre ha sido una de mis debilidades. Su capacidad, o, mejor dicho, la capacidad de algunos directores, a través de magníficos actores, de transformar asuntos trágicos y además dramáticamente irremediables, en situaciones absurdas y absolutamente delirantes.

La mal llamada “comedia a la italiana” (mal llamada porque detrás del aspecto cómico e irreverente de las grandes películas italianas inclinadas hacia una falsa comedia, se esconde la tragedia, el drama irresoluble de la vida) tiene, según esa gente que se dedica a ver películas y luego plasma su opinión, y les pagan por ello, como uno de los más preclaros exponentes a “Il Sorpasso” o “La Escapada” del gran director Dino Risi.
Risi fue un director de un éxito arrollador en la Italia de los tardíos cincuenta y de los primeros sesenta. Junto a Pietro Germi y el vitriólico Mario Monicelli completó la santísima trinidad de la hilaridad italiana. Fue amigo de sus actores: Ugo Tognazzi, Vittorio Gassman, Alberto Sordi, sobre todo.

Dino Risi

Después de la acertada y poco reconocida “Una Vita Difficile”, con Alberto Sordi (rodada en 1961), Risi estrena “Il Sorpasso” (1962) – que quiere decir “el adelantamiento” en alusión a la manera peculiar de conducir de Gassman en la película – que le eleva a los puestos más relevantes de la crítica internacional.

“Il Sorpasso” es la crónica paralela de la vida de la sociedad italiana en el “boom” económico de los primeros sesenta, y dos días en la vida de dos personalidades y arquetipos muy diferentes: Gassman en el papel de un vividor enamorado de los coches, mujeriego, con un pasado incierto y se adivina que turbulento; Trintignant, estudiante de Derecho, ordenado, metódico y aburrido, lapidado por las convenciones morales y sociales de la burguesía italiana.

Dos días que, inevitablemente, van a cambiar la vida de los dos personajes: Gassman se encuentra repentinamente con su pasado y el joven Jean Louis Trintignant se despide de su vida aplastada por las conveniencias.

Risi realiza un retrato demoledor de la sociedad italiana (escrito por Ettore Scola – más tarde director de prestigio, deudor de los más grande del cine italiano- junto con un asiduo colaborador de Risi, Ruggero Maccari),, una visión poco amable de la burguesía, realzando las consecuencias sociales del cambio de desarrollo económico de Italia, con el coche (en este caso un Lancia, Alfetta Spider) como símbolo de prestigio social. Todo ello, sustentado por la figura inmortal de Bruno, interpretado por uno de los actores europeos más grandes, Vitorio Gassman, un creador interpretativo inigualable.

Gassman como Bruno Cortona en "Il Sorpasso"

Siempre disfrutaré de la maestría, de la comicidad trágica del mejor Dino Risi. El mismo asumía su propia tragedia, reconociendo que “Il Sorpasso” es una película ya olvidada y sepultada: “porque la sátira y la parodia sobre la actualidad hoy se hacen a diario por la TV: basta ver a los políticos”.

Categorías:Cine, peRsonaL
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: