Archive

Archive for 31 enero 2012

Los Jinetes De La Tomenta


Fue turbulento. La tormenta descargaba entre los fuertes y complejos egos de Stephen Stills, Neil Young, David Crosby y Graham Nash. En 1974, el promotor Bill Graham embarca a CSN&Y en una gira por Estados Unidos y Canadá, que les llevó al estadio londinense de Wembley (en su único concierto europeo). La gira fue un foco de tensión, con la cocaína como ingrediente catalizador: Neil Young viajaba aparte y las trifulcas eran permanentes.

Después de cuatro años sin grabar juntos, fue una ocasión para comprobar si todavía había engranaje entre ellos, problemas aparte. Junto a Tim Drummond al bajo, Russ Kunkel a la batería y Joe Lala a la percusión.

Sin embargo, fueron capaces de lograr conciertos memorables. Como éste de Wembley. Joni Mitchell y The Band fueron el apoyo para un concierto que empezó a las 12 de la mañana y terminó a las 10 de la noche

No grabaron juntos hasta 1988, catorce años después.

Categorías:múSica

Awaiting On You All


Categorías:DarK HoRsE

Photographs & Memories #46


Buster Keaton, 1922. Photographer Unknown

Categorías:OjOs

This Song #159


“Stoplight Roses”, compuesta e interpretada por Nick Lowe. Incluída en su álbum “The Old Magic”, publicado por Yep Records, el 13 de septiembre de 2011.

You’ve practiced and rehearsed
But in your heart you know
It’s too late.
Experience should tell you
Never get your story too straight.
You’d better steel yourself
And prepare for
Some blues to descend
‘Cause you’ve broken something this time
Stoplight roses can’t mend.

You’ve dusted off your shame face
In the mirror behind the bathroom door.
That little-boy-lost look
That used to work so well
Doesn’t anymore.
If you believe your same-old used-to-be
Will see you through
You’ll last about as long as stoplight roses do.

Stoplight roses
In their sad array.
Love’s promise in cellophane lace
Or dead giveaway?
You’ll need time to devise
A stylish plan
And you’ll do it driving over to
The stoplight roses man.

And if you believe your same-old used-to-be
Will see you through
You’ll last about as long as stoplight roses do

Categorías:múSica

El Quinto Elemento


Brian Epstein fue una figura con una desmesurada influencia en el mundo cerrado de The Beatles: él fue quien apostó, fue quien arriesgó, fue quien marcó directrices (el creador de la imagen “beatle” en gran medida, el diseñador de la apariencia – falsa – de chicos buenos y adecentados). Fue un amigo – sobre todo de Lennon – , una figura paterna, un catalizador de cuatro personalidades explosivas, en gran medida divergentes, sin embargo integrantes de algo vagamente unitario e inexpugnable.

Esta es la historia de un judío homosexual, alquimista de uno de los mayores acontecimientos del siglo XX. Por supuesto, la televisión británica es la responsable.

Si se ve en youtube, podréis disfrutar las partes sucesivas.

Categorías:múSica, TV

La Espantada De La Dama


Hoy mismo he comprobado con estupor que Etta James se ha fugado de este mundo material a parajes desconocidos. A los 73 años, la James ha dado la espantada. Una de mis vocalistas preferidas, una de mis damas musicales más entrañables se ha difuminado en mis recuerdos más intensos, en mis sensaciones más imperecederas.

Su vida personal, atormentada y turbulenta, influyó negativamente en su carrera musical: su talento nunca fue lo suficientemente reconocido por el gran público.

La James nació en Los Ángeles, de madre negra y padre blanco, éste último desconocido. Fue criada por unos amigos de su madre, quien la parió a los catorce años: su infancia fue, cuando menos, perturbadora. Su mezcla racial fue una causa doliente de exclusión.

Su carrera musical empezó en el coro de la iglesia, donde los salvajes métodos de su maestro (la enseñó a cantar con el estómago asestándole golpes en el pecho) la alejaron momentáneamente del mundo musical.

Cuando los amigos de su madre se trasladaron a San Francisco, Etta se pateó la calle con soltura: sin acudir al colegio, se escapaba para beber y para cantar en las esquinas junto a un puñado de amigas, las Creolettes. El destino quiso que Johnny Otis, el blanco defensor del R&B y de la música negra en general (compositor, productor e intérprete quien falleció hace unos pocos días, casualmente unos días antes de su antigua protegida) la agenciara un contrato discográfico después de admirar su potente voz en la calle.

Bajo la protección de Johnny Otis, Etta grabó una composición propia para Modern Records “The Wallflower”, que fue un éxito rotundo en las listas de R&B estadounidenses: su casi explícita alusión sexual (Etta James la grabó a dúo con Richard Berry) no pasó desapercibida para los oyentes inteligentes. Corría el año 1955 y Etta James, con solamente 17 años, vivía bajo la tutela, artística y legal, de Johnny Otis: su etapa en Modern Records fue prolífica y llena de calidad (como casi todo su trabajo, por otro lado), grabando con muchos músicos de renombre, como Allen Toussaint o Harold Battiste, casi todos ellos de Nueva Orleans. También grabó góspel, junto a Rosseta Thorpe, en su tema “Strange Things happening”.

A través de un novio suyo de la época (un integrante de The Moonglows), james recala en Chess Records, en 1959. Allí, deslumbra en lo que puede considerarse la etapa cumbre de su carrera (lo cual es mucho decir); también grabó su voz para otros artistas de Chess, haciendo coros, por poner un ejemplo ilustre, en “Back In The U.S.A” de Chuck Berry. En sus catorce años en Chess, la James solamente recibió 10.000 dólares de ganancias por sus ventas: es legendaria la tacañería de Chess, que compensaba a sus artistas con fastuosos Cadillacs. Por esa época, James acrecentó su consumo de heroína, gastando sus ingresos (los más numerosos, provenientes de sus conciertos) en camellos: es famosa la anécdota que cuenta que, por conseguir una dosis, su camello de 80 años la obligó a una felación.

En 1967, James se traslada a los estudios Muscle Shoals, en Alabama, para grabar un disco legendario y, para el que suscribe, el más sustancial: “Tell Mama”, en el que se incluía su éxito imperecedero “I’d Rather Go Blind”, un clásico atemporal versioneado por múltiples bandas y artistas.

Sin embargo, la vida personal de Etta se iba deteriorando progresivamente: fracasos sentimentales se entremezclaban con su desesperada adicción a la heroína, de la que consiguió recuperarse en los primeros setenta.

Después, su carrera sufrió altibajos, con joyas eternas, alternando con discos flojos, aunque pasables casi siempre. Aunque su directo siempre fue aplastante y avasallador (abrió los conciertos norteamericanos de los Rolling Stones en 1978).

De aquí se ha ido Etta James, fuente inagotable de inspiración (que se lo pregunten a Janis Joplin, por ejemplo). Torrentes de energía todavía permanecen en mis oídos. Esta misma semana no he parado de escuchar su “I Worship The Ground You Walk On”. Siempre la tendré entre los ilustres.

Categorías:múSica, peRsonaL

This Song #158


“I’m Living Good”, compuesta por Dan Penn y Spooner Oldham e interpretada por Louis Williams Jr. y The Ovations. Publicada como single por Goldwax records en 1966.

No he encontrado letra. Poco importa.

Categorías:múSica
A %d blogueros les gusta esto: