Archive

Archive for 30 abril 2012

Cuatro Canciones Rompecorazones


De izquierda a derecha: Ethridge, Parsons, Sneaky Pete y Chris Hillman

Murió Chris Ethridge el lunes 23 de abril, en su Meridian natal, con 65 años. Los obituarios dan el obligado listado de sesiones, la nómina de artistas de primera división que requirieron sus servicios como bajista. Sospecho que minusvaloran su máxima aportación creativa: la alianza con Gram Parsons. Juntos compusieron cuatro de los temas más memorables del filón del country-rock. ¿Puede haber una canción más devastadora que Hot burrito # 1, alías I’m your toy?. Una petición de reconciliación, una confesión de celos sexuales, una promesa fútil de buen comportamiento. Todo en tres minutos y medio.

Alto, delgado y callado, Chris Ethridge parecía un good old boy de Misisipí más. Pero era uno de aquellos intrépidos que cruzaron la barrera racial para entrar en los barrios negros, para disfrutar de ese rhythm and blues que comenzaba a denominarse soul. Se fue hacía Los Ángeles como bajista de Johnny Rivers, un cantante comercial con buen olfato para el talento. Chris allí conoció a otra alma gemela. Sureño de Florida, Gram Parsons amaba el country pero su concepto de la Cosmic American Music pasaba por la asimilación del soul.

Parsons era un niño rico y malcriado, poco dado al trabajo duro. Necesitaba colaboradores, se llamaran Chris Hillman o Chris Ethridge, para materializar sus fantasías. No solo para terminar canciones. Tirando de encanto personal, Parsons podía convencer a los Flying Burrito Brothers para que se pusieran los audaces trajes de Nudie Cohn, pero eso no bastaba. El contacto con A & M Records, el ansiado contrato de grabación, vino a través de Chris, que conocía a Michael Vosse, cazatalentos de Herb Alpert y Jerry Moss para asuntos rockeros. Cabe imaginar el sobresalto de los capos máximos de A & M al encontrarse con unos jipis vestidos de estrellas vaqueras, unos hedonistas que hablaban de Los Ángeles como Sin city, la ciudad del pecado, merecedora de un terremoto.

¿Una broma? Puedes sacar al chico del Sur geográfico pero no puedes sacar el Sur cultural del ADN del chico. El concepto estaba allí –sentimentalismo country con arrogancia rock- y no faltaban las canciones o la imagen. El problema era que aquello no caminaba: poco ensayados, con tendencia a ponerse ciegos antes de los conciertos, daban actuaciones penosas. Los jefes de A & M se marcharon a mitad de su presentación, en el Whiskey A Go Go. Podían tener las groupies más hermosas en primera fila pero no sonaban.

Parsons ejercía de diletante dorado. Su idea de la profesionalidad tendía hacia lo elástico. Por ejemplo, se le olvidaba todo si le invitaban a una sesión de grabación de los Rolling Stones. Cierta noche, en Los Ángeles, los Burritos actuaban pero Gram no quería moverse: decidió que era más divertido seguir la juerga con los forajidos ingleses. Hasta que Mick Jagger le hizo ver el compromiso que tenía con sus compañeros: “un cantante no deja colgado a su banda”. Avergonzado ante el chorreo, aceptó cumplir.

La psicología popular alega que Jagger recelaba de la atracción entre Parsons y Richards. Puede también que adivinara que, como decía otra canción (Christine’s tune) que Gram compuso con Ethridge, aquel sureño encantador era un demonio disfrazado. Los Stones, por muy deteriorado que estuviera Keith, mantenían una ética de trabajo y aspiraban a un nivel de excelencia en discos y directos. Parsons nunca corría la carrera completa. Desperdiciaba ideas, saboteaba el proyecto común, vivía en la fantasía del artista genial que se redimía en el último momento.

Chris Ethridge, aunque no rechazaba la fiesta, tenía un concepto más disciplinado de la música, al viejo estilo. Y aseguraba que no encontraba hueco para su forma de tocar bajo en la elementalidad rítmica del country. Se marchó, aunque volverían a coincidir en el futuro, cuando Parsons ya funcionaba como solista. De esa temporada data una de sus mejores colaboraciones, She, publicada a comienzos de 1973. A Parsons le quedaban ocho meses de vida.

DIEGO A. MANRIQUE

You may be sweet and nice
But that won’t keep you warm at night
Cause I’m the one who showed you how to do the things you’re doing now
He may feel all your charms
He may hold you in his arms
But I’m the one who let you in
I was right beside you then

Once upon a time you let me feel you deep inside
And nobody knew and nobody saw
Do you remember the way you cried
I’m your toy I’m your old boy
But I don’t want no-one but you
To love me no I wouldn’t lie
You know I’m that kind of guy

Categorías:aRtícuLos, múSica

This Song #170

abril 26, 2012 1 comentario

“Operator”, compuesta por Ron McKernan e interpretada por The Grateful Dead. Incluida en su álbum “American Beauty”, publicado por Warner Bros. el 1 de noviembre de 1970.

F
Operator, can you help me? Help me if you please
Bb F
Give me the right area code and the number that I need
G C A7
My rider left upon a midnight flyer
Dm C F
Singin’ like a summer breeze

F
Think she’s somewhere down south, down about Baton Rouge
Bb F
I just cain’t remember no number, a number I can use
G C A7
Directory don’t have it, central done forgot it
Dm C F
Got to find a number to use

Break (play the intro here)

Tryin’ to check out a number, tryin’ to run down a line
Operator said that’s privileged information and it ain’t no business o’ mine
It’s floodin’ down in Texas, the poles are down in Utah
Got to find a private line

She could be hanging ‘round a steel mill, working in a house of blue light
Riding a get-away bus out of Portland, talkin’ to the night
I don’t know where she’s gone, I don’t care where she’s been
Long as she’s been doin’ it right

(now slap that Bb harp in your rack & blow with all yer might like so…)

| F / / / | / / /
-3 -3 -3 -4 -3 ~3 -3 -3
| F / / / | / / /
6 -5 -4 4 3 ~3 -2 -3 -3 -3 -3 -3
| Bb / / / | / / /
-3 ~3 -2 -3 ~3 -2 -3 ~3 -2 -3 ~3 -2 3 3 3
| F / / / | / / /
| -4 -5 -4 -3 ~3 -2 -3 -3
| F / / / | C / / A7 Dm

Dm F
Long as she’s been doing it right

Notes on harp tab:
3 means blow hole 3
-3 means suck hole 3
~3 means suck & bend hole 3

Categorías:múSica

En Peligro De Extinción


Otra de las cosas que me hacen feliz, mejor dicho, que me harían feliz, sería adentrarme en una tienda de discos, de ésas que casi no existen, en esta era tan impersonal, tan vacía. Música enlatada, redes sociales, aumenta la soledad, la incomprensión y la INcomunicación en la era de la comunicación.

Este documental habla de una tienda de discos en Los Angeles a punto de cerrar, “Music Man Murray”. Una tienda de ensueño, en la que me encerraría sin dudarlo en estos días aciagos.

http://www.npr.org/templates/event/embeddedVideo.php?storyId=150976561

Categorías:múSica, peRsonaL

PainKiller


Un analgésico. Estos días necesito analgésicos contra el dolor. He descubierto uno a todas luces casi infalible, el documental de Joe Massot titulado “Dance Craze”, en el que se refleja la música englobada en la etiqueta 2 Tone (que también dio nombre a un sello discográfico): música influenciada por la música jamaicana de los primeros sesenta. Ska, reggae, Punk rock…….qué más da. El caso es que levanta el alma abatida, el ánimo maltrecho.

Lanzado en 1981, el documental recoge actuaciones de Specials, The Beat, Bad Manners, The Bodysnatchers…………Una música en la que el sentimiento de comunidad y la diversión eran paradigmas esenciales. Movimiento Británico. La Madre Patria absorbiendo las raíces de antiguas colonias.

Sentimientos de pertenencia y de alegría que me faltan ahora mismo

A Bailar. Los que puedan.

Categorías:múSica

Photographs & Memories #57


The Band in Hamburg, 1971. From left to right: Manuel, Danko, Robertson & Helm. Hudson is missin’…Photographer Unknown

Categorías:múSica, OjOs

Un Halcón Se Va

abril 20, 2012 1 comentario

Mark Lavon “Levon” Helm May 26, 1940 — Apr 19, 2012
Your Music Will Live Forever

Categorías:múSica, peRsonaL

El Padre


Ciertas disputas existen entre Teddy Wilson, Art Tatum y Earl “Fatha” Hines para estar en lo más alto del podio de mi querido instrumento, el más querido, el piano. Últimamente estoy inmerso en Hines, un mago electrizante que aporrea el piano literalmente, para producir una escala de sonidos avasalladora, hermosa y hechizante.

No existen muchos ejemplos en vivo del Hines de su época crepuscular, esa época mágica en la que su madurez le hizo explosionar en un golpe de genio inigualable. A pesar de que se prodigó bastante poco en conciertos solo con su piano (una experiencia inigualable), si se prodigo con pequeños grupos, como éste. Poder admirar al Padre en su verdadero medio, el directo, es un milagro. Sean testigos de ello, mientras podamos.

Categorías:múSica
A %d blogueros les gusta esto: