Archive

Archive for 24 septiembre 2012

El Ángel Caído

septiembre 24, 2012 1 comentario

Descubrí a Gram Parsons gracias uno de mis álbumes preferidos de toda la vida, “Sweetheart of The Rodeo”, el sexto álbum de los Byrds, un auténtico puñetazo de los californianos a los cánones del rock psicodélico, al que habían contribuido con su anterior disco “The Notorious Byrd Brothers”.

Siempre había coqueteado con los aires “country” en álbumes anteriores (la poderosa influencia de Chris Hillman), pero en éste asentaban las sólidas bases de lo que se dió en llamar el “country – rock” o algo parecido. En este álbum rendían homenaje a Woody Guthrie, Merle Haggard, incluyeron dos temas de Dylan e inventaron de nuevo el “You Don’t Miss Your Water” de William Bell. Además, Parsons incluyó su excepcional composición “One Hundred Years From Now”

De los Byrds originales, solamente quedaban Hillman y Roger McGuinn, con el baterista Kevin Kelley (primo de Hillman). Gram Parsons, de 21 años, fue el nuevo miembro de los Byrds, a instancias del manager del grupo Larry Spector, quien le conocía de la escena musical de Los Angeles, donde Parsons intentaba desarrollar su visión de la “Música Americana Cósmica” a través de su grupo International Submarine Band.

Luego vendría su proyecto, intenso, deslumbrante, de los Flying Burrito Brosthers (junto a mi querido Chris Hillman, de nuevo)

Siempre adoré a los Byrds. Desde que descubrí su sexta obra, siempre adoraré a Gram Parsons, un tipo que no pudo desarrollar todo el maravilloso potencial que atesoraba.

Esta es su historia

Categorías:múSica

Photographs & Memories #70

septiembre 19, 2012 1 comentario

Winter Soccer, Bulgaria 1971. Image by Jecko Vassilev

Categorías:OjOs

Todos Tienen Un Pasado

septiembre 17, 2012 Deja un comentario

Los Talking Heads en un documento histórico. El trío, compuesto por David Byrne, Tina Weymouth y Chris Frantz (todavía no se había incorporado Jerry Harrison, antiguo componente de los Modern Lovers de Jonathan Ritchman: lo hizo en 1977), debutó como los Talking Heads (antes habían sido “The Artistics”), abriendo para los Ramones en el CBGB de Nueva York, el 20 de junio de 1975. Se convirtieron en una banda regular del legendario garito neoyorquino no pudiendo grabar su primer disco hasta dos años más tarde.

Esta es una grabación realizada en el mismísimo CBGB, en diciembre de 1975, seis meses después de su debut. Siete canciones que condensan el germen de lo que quedaba por venir, trazos de lo que luego se convertiría en una de las bandas con más personalidad de finales los setenta y primeros ochenta. De hecho, fueron mi banda favorita mucho tiempo……de cuando no cesaba de pasmarme ante su concierto del “Stop Making Sense”.

A pesar de la mala calidad de la imagen, no he podido evitar contemplarlo como todo un testimonio conmovedor.

Categorías:múSica

¿Porqué Lo Llaman Arte?

septiembre 13, 2012 1 comentario

Hace muchos años ya, viví en Francia. Fue, sin duda, una de las épocas más fructíferas de mi vida, visto desde la panorámica que el paso del tiempo regala. Mi pasión por la lengua francesa amplió mis perspectivas culturales hacia horizontes insospechados. Mi curiosidad alcanzó una intensidad que nuca antes había experimentado, si exceptuamos la cálida época de la infancia. Allí, entre otras muchas cosas, acudía con fiel regularidad a un cine exquisitamente conservado, modesto, con una programación minuciosamente planificada.

No puedo explicar aquí, me quedaría sin palabras, cuánto disfruté en ese cine y los dorados descubrimientos que me proporcionaron un placer, pocas veces recobrado.

Mi descubrimiento cinematográfico más querido fue Jean Renoir. Disfruté con voracidad de un ciclo que incluía sus principales películas…..y, además de quedar fascinado por su obra, quedé subyugado por el personaje, por Renoir mismo. En la televisión francesa repusieron una entrevista suculenta de Jacques Rivette con el propio Renoir….y quedé subyugado por su calidez, su sencillez y su integridad.

Renoir fue el segundo hijo de Auguste Renoir, el ilustre pintor impresionista. Criado en un medio artístico, fue un precoz amante del teatro influenciado por los gustos dramáticos de su niñera y por los teatros de guiñol de la Provenza, la región del sudeste francés donde pasó largas épocas junto a su familia. Sin embargo, y a pesar de ser un aplicado y dotado ceramista, decide consagrar su sensibilidad artística al cine, después de su irresistible atracción por la nueva manifestación artística del siglo XX, que le permite explorar terrenos desconocidos.

Jean Renoir fue, ante todo, un visionario, un revolucionario del lenguaje cinematográfico. Se anticipó al neorrealismo italiano con “Toni”, película rodada en 1934 y nunca dejó de explorar nuevas formas, sin que fuera un formalista: lo más importante de Renoir, era su sentido de la poesía en el cine (no fue un frío acróbata del formalismo sin sustancia), su sensibilidad para la dirección de actores y sus excepcionales virtudes de guionista.

Admirador irredento de Chaplin, Renoir también fue uno de los verdaderos autores cinematográficos, sin que nunca renunciara al concepto colectivo irrenunciable de la obra cinematográfica. Excepto en su época hollywoodiense (después del fracaso absoluto de su genial obra “La Régle Du Jeu” de 1939, Renoir escapó a los Estados Unidos a causa de sus inclinaciones comunistas…….gran paradoja, por cierto), durante la que colisionó con las imposiciones de los grandes estudios, fue un cineasta libre.

La calidez de Renoir, su profundo humanismo, su visión poética, su impronta lírica en cada una de sus películas es algo que debe contemplarse, debe sentirse. Superfluo sería querer explicarlo en inútiles argumentaciones.

Ayer pude revivir “La Régle Du Jeu », con la simple y directa introducción del propio Renoir. El ejemplo perfecto de porqué el cine se considera el séptimo arte.

Categorías:Movies

This Song #183

septiembre 12, 2012 Deja un comentario

“Buck Naked”, compuesta e interpretada por David Byrne. Incluida en el álbum “David Byrne”, publicado por Luaka Bop / Warner Bros. el 24 de mayo de 1994.

Runnin’ naked, down the state highway
Runnin’ naked, in the middle of the day
Runnin’ naked like a tom cat’s behind
Runnin’ naked but the cat don’t seem to mind

Give me your heart
I’ll give you mine first
Give me your time
And I’ll give you my trust

And we’re buck naked now
Like when we were born
When will we find out?
And why does it take so long?

And we’re buck naked now
And we’re buck naked now
And we’re buck naked now
In the eyes of the Lord

Runnin’ naked like the day when I was born
We’re all naked in the land where I come from
I’m a long long way from New York City now
We’re all naked – if you turn us inside out

And we’re buck naked now
We ain’t got no clothes
Bare assed for sure
In the eyes of God

Naked in my heart
Naked in my soul
Well, how, how does it feel?
Does anybody know?

Well we’re naked inside
You’re naked too
Well there’s nothing to fear
And there’s nothing we can do

Well we’re buck naked now
Buck naked now
Well we’re buck naked now
In the eyes of the Lord.

Categorías:múSica

El Impostor

septiembre 10, 2012 Deja un comentario

Es uno de los nombres adoptados por Declan Patrick Macmanus, también conocido por Elvis Costello, un tipo de una versatilidad pasmosa, probablemente uno de los mejores escritores de canciones que siguen todavía en activo. En 1978, Costello, junto a The Attractions, la banda que le acompañó en sus obras más sólidas (su directo siempre fue la demostración de un engranaje delicadamente preciso para expulsar canciones melódicas pero con una esencia airada, mordaz; bombazos inteligentes), lanzaron su “This Year’s Model”, una de sus obras más jugosas.

Ya eran una referencia clave para el desarrollo de la música en esa época esencial, sobre todo en la escena británica. Este es un concierto, de nuevo ejemplar, para un programa de la televisión alemana de la época. A pesar de la gélida actitud del público presente (se nota, quizá, en el apresuramiento de Elvis y sus secuaces), es una muestra (y no de las mejores) de la intensidad magnética de estos tipos tan impertinentes.

Set List:

01 Mystery Dance
02 End Of The World
03 Lip Service
04 Two Little Hitlers
05 The Beat
06 Night Rally
07 This Year’s Girl
08 No Action
09 (I Don’t Want To Go To) Chelsea
10 Lipstick Vogue
11 Watching The Detectives
12 Pump It Up
13 You Belong To Me

Categorías:múSica, TV

El Jardín De Rosas

septiembre 7, 2012 Deja un comentario

Conocida por aquéllos que se toman la inútil molestia de vagar por estos lares es mi pasión por músicos escondidos, pero fundamentales para el desarrollo de una canción, de un álbum. Escritores desconocidos, pergeñadores de temas inmortales. Joe South, músico y productor estadounidense es uno de ellos.

Desgraciadamente, se ha ido de este mundo material hace unos días, a la edad de 72 años. Los reconocimientos suelen llegar cuando tu cuerpo está siendo devorado por los gusanos y demás alimañas subterráneas.

Joe South era originario de Atlanta, en el estado de Georgia y comenzó a escribir canciones profesionalmente cuando era un adolescente de 17 años. Paralelamente, desarrolló un estilo marcadamente distinguible en el arte de la guitarra, empuñando, casi indefectiblemente una Gretsch “Country gentleman”. Su facilidad para escribir canciones y su guitarra excepcional, hicieron que se desplazara a Nashville, el centro sureño de la música por excelencia. Allí explotó al máximo su habilidad con la guitarra, colaborando como músico de sesión con infinidad de artistas, convirtiéndose también en asiduo de los estudios de Muscle Shoals: Aretha Franklin (se puede identificar su guitarra fantasmagórica en el intro de “Chains of Fools”), Tommy Roes o incluso tocó el bajo en “Blonde On Blonde” de Dylan, concretamente en la gloriosa “Visions of Johanna” y aportó su guitarra a lo largo de todo el álbum.

A principios de los sesenta, South fue el responsable del efímero éxito de Billy Joe Royal, un viejo amigo que supo aprovechar las virtudes compositivas y de producción del músico sureño. Concretamente su éxito “Hush”, fue posteriormente versioneado, con igual o mayor éxito por Deep Purple (fue su exitosa carta de presentación en los Estados Unidos)

En 1968, South comienza su carrera en solitario como intérprete, cosechando éxitos apreciables, anticipando con rabiosa originalidad lo que se ha dado en llamar “country soul music”, anticipándose, además al “swamp rock” de gente como Tony Joe White. Sus canciones fueron un reclamo para otros artistas. Elvis adaptó su “Walk A Mile In My Shoes” en su época de Las Vegas Siempre fue un hombre en la sombra. En 1971, Lynn Anderson tuvo un éxito arrollador con una composición de Joe, “I Never Promised You a Rose Garden”, que estuvo en lo más alto de las listas norteamericanas durante la friolera de cinco semanas.

Precisamente en ese año, el hermano de Joe se suicida y el músico, en la cúspide de su vida profesional, desaparece de manera repentina. Excepto apariciones esporádicas, su alma destrozada nunca se recuperó. Sucumbe a adicciones que convirtieron sus raras actuaciones en espectáculos imprevisibles.

Cálido aire sureño. La oscuridad no está reñida con la brillantez.

Categorías:múSica
A %d blogueros les gusta esto: