Inicio > Movies > ¿Porqué Lo Llaman Arte?

¿Porqué Lo Llaman Arte?


Hace muchos años ya, viví en Francia. Fue, sin duda, una de las épocas más fructíferas de mi vida, visto desde la panorámica que el paso del tiempo regala. Mi pasión por la lengua francesa amplió mis perspectivas culturales hacia horizontes insospechados. Mi curiosidad alcanzó una intensidad que nuca antes había experimentado, si exceptuamos la cálida época de la infancia. Allí, entre otras muchas cosas, acudía con fiel regularidad a un cine exquisitamente conservado, modesto, con una programación minuciosamente planificada.

No puedo explicar aquí, me quedaría sin palabras, cuánto disfruté en ese cine y los dorados descubrimientos que me proporcionaron un placer, pocas veces recobrado.

Mi descubrimiento cinematográfico más querido fue Jean Renoir. Disfruté con voracidad de un ciclo que incluía sus principales películas…..y, además de quedar fascinado por su obra, quedé subyugado por el personaje, por Renoir mismo. En la televisión francesa repusieron una entrevista suculenta de Jacques Rivette con el propio Renoir….y quedé subyugado por su calidez, su sencillez y su integridad.

Renoir fue el segundo hijo de Auguste Renoir, el ilustre pintor impresionista. Criado en un medio artístico, fue un precoz amante del teatro influenciado por los gustos dramáticos de su niñera y por los teatros de guiñol de la Provenza, la región del sudeste francés donde pasó largas épocas junto a su familia. Sin embargo, y a pesar de ser un aplicado y dotado ceramista, decide consagrar su sensibilidad artística al cine, después de su irresistible atracción por la nueva manifestación artística del siglo XX, que le permite explorar terrenos desconocidos.

Jean Renoir fue, ante todo, un visionario, un revolucionario del lenguaje cinematográfico. Se anticipó al neorrealismo italiano con “Toni”, película rodada en 1934 y nunca dejó de explorar nuevas formas, sin que fuera un formalista: lo más importante de Renoir, era su sentido de la poesía en el cine (no fue un frío acróbata del formalismo sin sustancia), su sensibilidad para la dirección de actores y sus excepcionales virtudes de guionista.

Admirador irredento de Chaplin, Renoir también fue uno de los verdaderos autores cinematográficos, sin que nunca renunciara al concepto colectivo irrenunciable de la obra cinematográfica. Excepto en su época hollywoodiense (después del fracaso absoluto de su genial obra “La Régle Du Jeu” de 1939, Renoir escapó a los Estados Unidos a causa de sus inclinaciones comunistas…….gran paradoja, por cierto), durante la que colisionó con las imposiciones de los grandes estudios, fue un cineasta libre.

La calidez de Renoir, su profundo humanismo, su visión poética, su impronta lírica en cada una de sus películas es algo que debe contemplarse, debe sentirse. Superfluo sería querer explicarlo en inútiles argumentaciones.

Ayer pude revivir “La Régle Du Jeu », con la simple y directa introducción del propio Renoir. El ejemplo perfecto de porqué el cine se considera el séptimo arte.

Categorías:Movies
  1. septiembre 13, 2012 a las 2:30 pm

    Inagotables tus conocimientos, además de exquisitos!!! Un besazo, chulo!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: