Inicio > múSica > El Guitarrista Desvanecido

El Guitarrista Desvanecido


Este mes de diciembre se fue de este mundo material uno de los guitarristas más influyentes del rock and roll, en sus orígenes más nebulosos, aquellos tiempos en los que el rhythm and blues interpretado por negros influía en intérpretes blancos que supieron aprovechar el pertinente ritmo, la crudeza, el descaro combinado con otros ritmos y frecuencias provenientes del country y hillbilly blancos.

BN_BAKER_384014248

McHouston Baker, conocido artísticamente como Mickey Baker nació en Louisville, cuando su madre contaba tan solo con trece años de edad. Su infancia fue traumática: su madre acabó convertida en alcohólica y cleptómana, mientras que Baker tuvo que vagabundear y ganarse las lentejas en los oficios más variados e imaginables, además de recurrir al robo en numerosas ocasiones. Autodidacta, en uno de sus viajes recaló en California en donde decidió dedicarse al blues, a pesar de sus inclinaciones jazzísticas, después de asistir a una actuación del genial guitarrista Pee Wee Crayton. Su decisión respondió a razones puramente económicas: la industria del blues en California podía reportar beneficios. Corría el año 1950.

A partir de entonces, gracias a su técnica estilística innovadora (incluso escribió, en 1955 un manual para guitarristas de jazz que sigue editándose en nuestros días) Baker supo abrirse camino en el mundo musical, gracias a sus trabajos como músico de sesión, fundamentalmente en Nueva York. Grabó con los Coasters (su solo en “I’m A Hog For You Baby” es antológico), con Dinah Washington, Lavern Baker, Nappy Brown o Joe Turner.

Pero su éxito como intérprete le llegó a través de su colaboración con Sylvia Robinson, con quien formó el dúo artístico Mickey and Sylvia, la contrapartida negra a Les Paul y Mary Ford. Desde 1954 a 1965 gozaron de una popularidad muy considerable, sobre todo a raíz de su éxito con “Love Is Strange”, una canción excelente objeto de muchas versiones posteriores, grabada en 1956 (la anécdota: Bo Diddley la grabó primero y reclamó siempre la autoría de la canción)

A raíz de su agria ruptura con Sylvia, Baker se traslada a Francia donde se convierte en productor de músicos franceses y ejerce su pasión original, la de guitarrista de jazz, junto a músicos consagrados como Coleman Hawkins.

Un músico influyente desvanecido en la desmemoria.

Categorías:múSica
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: