Archive

Archive for 26 abril 2013

La Felicidad Delirante De La Entrevista


evelyn waugh with pipe

“Face To Face” fue un programa antológico de la BBC británica, emitido desde 1959 hasta 1962 y presentado por John Freeman, político laborista y diplomático. Incisivo en sus preguntas, sagaz, entrevistó, con mayor o menor fortuna a personajes como Bertrand Russell, Carl Gustav Jung, John Huston, Albert Finney o, quien nos ocupa hoy, el escritor británico Evelyn Waugh. Un formato parecido lo desarrolló con desigual fortuna el periodista Joaquín Soler Serrano en la televisión española, quien incluyó a personajes literarios predominantemente.

La entrevista a Waugh (uno de mis escritores predilectos) es particularmente tensa, enigmática, tirante, distante. Evelyn Waugh, aún a pesar de ser ya un escritor de prestigio y columnista reputado, pasaba por uno de sus frecuentes períodos de penuria económica causados por sus alegres y un tanto impetuosos dispendios. Adoptando una pose de escéptico gélido, Waugh, a la pregunta de Freeman de porqué había aceptado la invitación de acudir al programa (a pesar de su renuencia atávica a acudir presto a los requerimientos de los medios de comunicación), declara sin rubor: “Pobreza. Ambos hemos sido contratados para hablar de esta manera delirantemente feliz”. Por aquel tiempo, además, (junio de 1960) Waugh ya había superado un episodio de psicosis que, parcialmente, había sido reflejado en su novela “The Ordeal Of Gilbert Pinfold”, publicada en 1957 y objeto de muchas sabrosas referencias durante la entrevista.

Respuestas lacónicas, cortantes como navajas afiladas, muchas de ellas repletas de ironía viscosa. Aunque quizá lo que más me atraiga, inconscientemente, es la hipocresía y corrección británicas, la mordacidad de la mirada de Waugh: un tipo que alcanzó la perfección en muchas de sus páginas, pero que dejaba mucho como desear como ser humano. Aún así, aquí se muestra descaradamente atractivo y cautivador.

Como en sus deliciosas letras impresas.

Categorías:TV

Rhythm Power


Havens

Conocí musicalmente a Richie Havens a partir del disco de celebración del 30 aniversario de la carrera artística de Bob Dylan, publicado en 1993. Por allí desfilaron interpretaciones sublimes (otras no tanto) del repertorio del de Minnesotta, pero recuerdo, con un brillo particular y completamente cautivador, la versión que Havens realizó de “Just Like A Woman” (incluida originalmente en su álbum de 1967 “Mixed Bag”).

Su capacidad rítmica en su guitarra acústica (su guitarra englobaba el efecto de una banda al completo) y su voz grave y de efecto poderoso, su manera de apropiarse completamente de una canción ajena. Efectos fulminantes en mi sensibilidad.

Havens, casualmente, abrió el posteriormente manoseado, explotado y manipulado festival de Woodstock de 1969 con una actuación de tres horas, completamente improvisada: alcanzó la cima de su popularidad, después de que se hubiera bregado en el circuito folk estadounidense y hubiera publicado, por entonces, ya cinco álbumes.

Particularmente apreciado por sus versiones de otros, Havens se fue de este mundo material en el día de ayer a los 72 años.

Poderío rítmico. Un músico intenso.

Categorías:múSica

This Song #200


Con John Lennon, quien le produjo el álbum "Pussy Cats"

Con John Lennon, quien le produjo el álbum “Pussy Cats”

“Old Forgotten Soldier”, compuesta e interpretada por Harry Nilsson. Incluida en su álbum “Pussy Cats”, publicado por RCA Victor en agosto de 1974.

Reaching for a butterfly
Old soldiers never die
And the gun against their shoulder
Well, it gets a little older
And just like that old shoulder
It just gets put away
Well, I’m an old, forgotten soldier
Since they put an end to war
And I like to tell my story
But you don’t wanna hear about the war

I’m an old, forgotten campaign hero
Left without a cause
Because, they took away my wars
I’m an old, forgotten railroad
A broken, lonely ammo-train
And my rusty ammunition
Has been left out in the rain

I’m an old, forgotten part-time doughboy
I tried to save the world
The world was round
We fired around
Heard all around the world

I’m an old, forgotten campaign hero
Left without a cause
Because, they took away my wars
I’m an old, forgotten railroad
A broken, lonely ammo-train
And my rusty ammunition
Has been left out in the rain

Categorías:múSica

Los Amantes Modernos


JonathanRichman_bp

Jonathan Richman fue un refrescante descubrimiento durante mi primera juventud. Un conocido de mi ciudad volvía de estudiar un año en Boston, en EEUU: allí Richman era toda una leyenda, aunque aquí circulaban ya discos de los Modern Lovers entre los entendidos más exquisitos, mayores que yo.

Desde entonces, Richman siempre ha sido un músico a seguir de cerca, con una carrera ciertamente irregular. He asistido a conciertos suyos inolvidables y a completos fiascos de auténtico bochorno.

Pero siempre conservaré esa luminosidad refrescante de sus discos de los setenta con los Modern Lovers.

Un concierto en la televisión holandesa en el que los Modern Lovers vivían sus últimos momentos de gloria (el grupo de Richman había sufrido variaciones sustanciales y las seguiría sufriendo, a capricho de la voluntad errática de Richman que también optó por su camino en solitario).

1978.

Categorías:múSica

The Joy Of A Genius


Garner

El pianista de Jazz Billy Taylor, solía decir de Erroll Garner, otro pianista de jazz: “Era capaz de ser tremendamente popular sin comprometer su integridad como músico”. En eso radicaba la alegría, la felicidad del genio.

Erroll Garner ha sido uno de los pianistas más influyentes en varias generaciones de músicos y, quizá, uno de los más populares músicos de jazz de toda la historia. Su capacidad de comunicación con el público era extraordinaria y tenía la rara habilidad de meterse a todo tipo de público en el bolsillo.

Músico sin formación – nunca supo leer música -, supo explotar sus cualidades y su sensibilidad hasta que un infarto acabó con su vida a los 53 años.

Reconozco que a Garner he llegado tarde. Absorbido por mi fascinación por Tatum, Hines o Wilson tengo una asignatura pendiente con él. Horas de gozo incalculables.

Fuera de esnobismos impostados, Garner elevó el arte del piano a cumbres estilísticas absolutamente únicas, basándose en un sentido excepcional de la melodía. Su expresividad cautivadora, su forma vanguardista, ecléctica se puede contemplar y escuchar en toda su gloria en este programa para la BBC, grabado en 1964, junto a su fiel baterista Eddie Calhoun y Kelly Martin al contrabajo.

Garner personificaba la alegría desbordante de tocar un instrumento.

Categorías:múSica, PiaNo, TV

Pale Blue Eyes


sinatra-ali-frazier-fight

En 1971, a los 55 años, Sinatra pronto anunciaría su retiro. Obviamente, fue uno de los muchos anuncios que realizó a lo largo de su carrera, todos incumplidos, destinados a mantener la llama de su leyenda.

Su leyenda tiene fundamento. Si existiera una definición académica – que la habrá, seguramente – de cómo se debe cantar, de cómo explotar los recursos de una voz de manera impecable, sin duda se resumiría en un nombre y un apellido, Frank Sinatra.

Sinatra siempre ha ocupado un espacio sentimental reservado en mi educación vital. Pertenece a una esfera tan íntima de mi vida, que ni siquiera cuestiono sus chapuzas artísticas. Evidentemente, su calidad era tan superior, tan elegantemente sublime que pervive en una suerte de limbo intocable en mis predilecciones.

No he podido resistir el impulso irrefrenable de compartir este concierto en el Royal Festival Hall de Londres. No abundan en el milagroso artefacto de youtube, conciertos de La Voz de una calidad tan irreprochable como éste.

55 años y pendiente de su retiro.

El tipo fue tan afortunado que, incluso, toda una princesa hizo los honores de presentar este concierto en el que Frank destila todo su poderoso encanto.

Categorías:múSica

Honky Cat


elton

Siempre confié en Elton John. A pesar de todas las críticas virulentas, a pesar de su propensión a la extravagancia más hortera, a pesar de sus descalabros musicales más deleznables (que los tiene y muy destacados), es un compositor e intérprete de una calidad inusual.

Desde su debut en 1969, John encadenó, “in crescendo”, discos de una calidad asombrosa. Su época de gloria, puede resumirse en los primeros cinco años de los años setenta. Luego, comenzó un vergonzoso y bochornoso declive, con débiles destellos de calidad.

En 2001 sorprendió con un trabajo impecable, de una calidad insospechada ya para los desmemoriados que se atrevían a comparar a Elton John con un, digamos, Julio Iglesias. Con la publicación de “Songs From The West Coast” ese año, Elton John pegó un puñetazo en la mesa y reafirmó su pofesionalidad y calidad artística. Volvió a basar sus canciones en la calidad rítmica de su piano y siguió componiendo con el letrista Bernie Taupin.

En 1974, como conciertos especiales de la época navideña (cinco conciertos consecutivos en el Hammersmith Odeon de Londres), Elton John apareció con su banda, aquélla que do solidez y consistencia al sonido de sus álbumes más esenciales: el baterista Nigel Olsson, el guitarrista Davey Johnstone y el bajista Dee Murray junto con el indispensable Ray Cooper (músico de sesión, percusionista adorado por la pléyade mayor de la aristocracia musical, sobre todo británica).

Un mes antes, apareció junto con John Lennon en un concierto que se convertiría en histórico: Lennon no aparecería nunca más sobre un escenario.

Aquí le tenemos en uno de esos bolos. Huyan de prejuicios instalados en los tópicos más cruelmente manipulados.

Este tipo fue indispensable. A veces, con trabajos y canciones de una brillantez inaudita, vuelve para demostrarlo.

Categorías:múSica
A %d blogueros les gusta esto: