Inicio > múSica, peRsonaL > El Extranjero

El Extranjero


Moustaki

Ayer supe que se ha ido de este mundo material Georges Moustaki, parte inseparable de mis balbuceos sentimentales, parte intrínseca de mis inicios esporádicos en mi pasión por la canción francesa.

Moustaki apareció en mi vida cuando una de mis hermanas regresó de estudiar “en el extranjero” (corría el año de 1975) y trajo consigo un disco que poseía el halo de lo prohibido, de lo inexpugnable….además el tipo autor del disco se expresaba en francés, un idioma, por entonces, completamente desconocido para un niño que, apenas, intentaba trabar conocimiento con el inglés en el colegio.

A pesar de no comprender el sentido de sus canciones, ese disco atrajo mi atención de manera irresistible, poderosamente. Su intensidad permitía hacer comprender a mi imaginación que el barbudo cantante expresaba ideas y sentimientos que bien merecían varias escuchas….más, aún, no lograba comprender nada, pero el tipo seguía atrayéndome hacia sí. Irreparablemente.

Ese disco era “Déclaration”. Luego vendrían otros, siempre de mano de mi hermana. Y llegó un día, que pude descubrir plenamente la belleza de las canciones de Moustaki. Puerta abierta hacia descubrimientos todavía no entrevistos: hacia atrás con Trenet y hacia adelante con Brassens, Piaf, Brel, Reggianni, Ferré……..

Moustaki fue un extranjero, egipcio de nacimiento, de ascendencia griega. Recaló en Francia, a principios de los años cincuenta, fascinado por la magia de Georges Brassens……Fue por él por lo que se nombró a sí mismo Georges, como nombre de batalla….fue también Moustaki quien me introdujo sutilmente a la música de Brassens…..

Tantas cosas le debo a Moustaki, irrefutable pieza clave en el inicio sentimental de un niño fascinado por la música “extranjera” que fagocitaba sin comprender, pero intuyendo su importancia capital, el contenido vital de sus canciones y las de otros, aquellos quienes le sirvieron de inspiración, Brassens a la cabeza

La importancia desdeñada de las canciones, milagrosamente intuida ya por un chinarrín de pantalón corto

Pour vivre ma vie en la rêvant – J’ai suivi le soleil et le vent
Sans jamais mettre une goutte d’eau dans mon vin – J’ai fait de chaque jour un festin.

Giuseppe Mustacchi, 3 Mai 1934 – 23 Mai 2013

Categorías:múSica, peRsonaL
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: