Inicio > múSica, peRsonaL, TV > The Noisy City

The Noisy City


Bill Brandt: East End girl, doing the Lambeth Walk, c. 1936

Bill Brandt: East End girl, doing the Lambeth Walk, c. 1936

No soy propenso a las generalizaciones, pero una de las características más acusadas de la sociedad británica, al menos una que siempre he creído como sobresaliente y llamativa, es su devoción por ahondar en su pasado, por investigar los hechos, por mirar hacia atrás ( a veces con ira). También es llamativa su actitud crítica, más bien auto crítica en muchas ocasiones. Puede ser debido, también, a su admirable sentido del humor. El deber de reírse de sí mismo.

Siempre que acudo a alguna parte de lo que se denomina todavía Reino Unido (reminiscencias del otrora grandioso, cruel y despótico Imperio Británico) visito librerías y tiendas de discos (no solamente en este país, sino en todos los lugares que visito: obsesión personal).

En las librerías (Foyles, en Charing Cross Road, Londres, es mi primera parada) siempre encuentras un surtido asombroso de libros de historia, con temas sumamente atractivos, muy específicos; además la biografía es un género que, decididamente parece inventado por los británicos: departamentos enteros dedicados a vidas fascinantes, otras no tanto.

Ya que estamos en Londres (de donde he venido recientemente y a donde volveré en un futuro no muy distante), mi vida allí fue fructífera: pude descubrir, en la medida en que se puede ahondar mínimamente en una ciudad de cerca de diez millones de habitantes, parte de su alma a través de largos paseos por muchos de sus treinta y dos municipios: Camden (que incluye Hampstead, West Hampstead, Regent’s Park), Hammersmith and Fulham, City Of Westminster………Mis casi dos años de estancia allí tuvieron como resultado que asociara imágenes, sonidos, olores al carácter inconmovible de una ciudad que constituye un mundo en miniatura. Diversidad, sin renunciar a un sello británico inconfundible.

Últimamente he vuelto a descubrir, a degustar con intenso placer, un disco olvidado de los Kinks “Muswell Hillbillies” en el que Ray Davies expone una sucesión de historias inequívocamente londinenses, personajes que emanan las esencias del barrio norteño de Muswell Hill, en algunos casos sombras que poblaron la realidad del pasado de Davies. El poder de reminiscencia de Davies, junto con la música destilada por toda la banda – evocaciones de la mejor música norteamericana – provoca una combinación emocionante, una de las mejores obras de los Kikns y de Davies en particular.

Londres. Otra vez, en este documental presentado por el gran pianista Jools Holland (el mismo del programa “”Later…with Jools Holland”, un programa de música en directo que sigue en antena después de once años, en la BBC británica) buceando en la música de la ciudad, sus sonidos inconfundibles, la voz de la calle. Apariciones memorables del propio Ray Davies o del entrañable Joe Brown, canciones del music hall londinense asociado a la memoria colectiva, el mejor blues europeo, la inmigración jamaicana, el inefable Ian Dury….todo se entremezcla en mis sensaciones personales, un mundo desaparecido.

Ya no juegan niños en la calle. La calle se ha vuelto peligrosa.

Londres y la música. Dos términos indisolublemente unidos en mi memoria personal, de cuando deambulaba por sus calles entre ensoñaciones imposibles y ya caducadas por la más cruel de las realidades.

Categorías:múSica, peRsonaL, TV
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: