Inicio > múSica, peRsonaL > Entraña Artística

Entraña Artística


Oscar y Los Profesionales. Foto de Dani Conde

Oscar y Los Profesionales. Foto de Dani Conde

La virtud mercantilista predomina sobre las entrañas artísticas, la honestidad musical en este caso. He escrito mucho sobre semejantes injusticias. Pero el arte, desde tiempos que parecen haberse convertido ya en inmemoriales, se convirtió en sinónimo de ojos cegados por el signo del dólar. Echando un vistazo a la música patrocinada y alentada desde televisiones oficiales y adláteres, sucedáneos, transformaciones de muchachos en miméticos e inertes intérpretes de karaoke, compitiendo sin piedad por espacios de gloria sin sustancia ni entraña en concursos bendecidos por masas y tutelados por ¿artistas? ya consagrados………uno no puede menos que sentirse amenazado y dedicar una sonrisa agriada de piedad, si acaso.

La vaciedad impera en nuestro escenario artístico nacional. Sí; siempre están los que están y los que han estado, silenciosamente, encubiertos por las multinacionales que agasajan a los medios bien llamados de masas. Pueblan las ciudades esforzados músicos, los hay. La parafernalia manda, sin embargo: las alharacas bulliciosas sin nada dentro.

Yo tengo un amigo que produjo con esfuerzos ímprobos su primer álbum junto a su banda. Yo tengo un amigo que viene bregando en los escenarios para poder subsistir y aferrado a lo que él considera su deber creativo, ha compuesto pequeñas canciones maravillosas. Yo tengo un amigo que todavía espera a ver plasmado en algo tangible lo que ya ha grabado en lo que espero sea – lo es ya, ciertamente – su segundo disco. Es un profesional – en sus dos sentidos – ajeno a escuelas vacías de autómatas vocalistas que ni siquiera pueden adivinar en qué consiste ser un intérprete carnal, con la entraña desnuda.

Yo tengo un amigo que se llama Oscar Avendaño. Y espera su segunda oportunidad. Gracias a los valientes, puede pasear su dignidad por escenarios, preferentemente galaicos. Pero todas las canciones se me metió hace mucho en mi fibra sensible y doliente.

Y le dejé, interpretando su versión de “Venusiana” de aquel grupo, enterrado en el mísero olvido tan propio del arrabal cultural mediático, llamado La Marabunta.

Sirva el ejemplo, querido Oscar.

http://oscaravendanhoylosprofesionales.wordpress.com/

Categorías:múSica, peRsonaL
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: