Inicio > Blues Power, múSica > La Belleza Del Dolor

La Belleza Del Dolor


T-Model (James Lewis Carter) Ford

T-Model (James Lewis Carter) Ford

La vida es la materia de la que se nutren las más elevadas manifestaciones artísticas, conmovedoras, en muchos casos aterradoramente intensas. Es la vida, sobre todo en su dolorida encarnación, en abismos agónicos en los que uno se sume después de poder enfrentarse a realidades propias del horror, la que provee de materia dúctil al alma febril, inflamada, delirante. Es el dolor, en muchos casos, el mensajero infalible de verdades desnudas, que muestran el verdadero rostro después de zafarse tras apariencias amables.

James Lewis Carter Ford es un ejemplo de la expresión bella del dolor. La belleza agónica que proclama abiertamente la alegría de vivir “Fue una vida dura. Trabajábamos todo el día. No jugaba con niños. No pisé la escuela. Nos poníamos lo que nos daba la gente”. Lewis fue un niño negro en Forest, una localidad de central Mississippi hace ochenta años. Sirvió en prisión durante diez años acusado y sentenciado por asesinato “en defensa propia”.

Cuando su quinta mujer le abandonó, en su cincuentena, se aferró a la técnica de la guitarra con la necesidad de ahuyentar sus demonios, espoleados por el alcohol, embravecidos por la decepción y el descubrimiento de la falacia del comportamiento humano en su estupidez. Fue en Greenville, también y todavía en Mississippi, en donde comenzó a desarrollar su explosión vital tocando con celebridades locales del blues como Roosevelt “Booba”Barnes y colaborando regularmente con el harmonicista Willie Foster en fiestas locales y verbenas sureñas.

No fue hasta los años noventa del siglo XX cuando “T – Model” Ford (como llegó a ser conocido) pudo entrar en un estudio de grabación. Cuando menos, con un carácter difícil (algunos músicos de su primer álbum aclararon más tarde que “tocaron en contra de su voluntad”) Carter Ford fue capaz de afianzar un estilo crudo hasta el extremo, rancio, áspero, definitivamente brutal. Grabando para Fat Possum Records que publicó cuatro de sus discos, alcanzó respetabilidad entre el público de blues, proliferando sus actuaciones en directo que se convirtieron en legendarias: su actitud descarada, su falta de ortodoxia, su airada originalidad, su botella siempre a mano.

Hace unos días, uno de los últimos exponentes del blues del Norte del Mississippi huyó de este mundo material, se alejó de sus miserias, de ese sentimiento del dolor que supo elevar a máximas cotas de belleza. El dolor transformado en pasión vital.

T-Model (James Lewis Carter) Ford, blues musician, born 20 June 1924; died 16 July 2013

Categorías:Blues Power, múSica
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: